Mascarilla

Poder y eficacia para momentos tranquilos 

Limpieza profunda. Muy depurativa, incluye arcillas, extractos de saúco, tomillo, margarita… para una desintoxicación intensa. Absorbe las impurezas y elimina células muertas. Regula la secreción sebácea (acné, comedones, puntos negros…). Oxigena y reafirma los tejidos, afina el poro y mitiga las manchas cutáneas. Armoniza y alisa la piel por su efecto tensor. Aplicar capas más finas, en pieles más delicadas y sensibles, para minimizar su posible acción calorífica.

Sólo utilizándolo podremos tratar de explicar las sensaciones y los resultados que depara este producto, mientras comprobamos cómo devuelve armonía, tono y tersura a la piel, que se encuentra profundamente limpia y depurada. Observemos la suavidad del cutis.